INICIO
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 856623
SE REALIZÓ ACTO EN HOMENAJE AL CHE EN EL DIA DEL GUERRILLERO HEROICO
sábado, 12 de octubre de 2013
 

SE REALIZÓ EN LA CALLE, FRENTE A LA CASA NATAL DEL COMANDANTE ERNESTO CHE GUEVARA, EL ACTO EN EL DÍA DEL GUERRILLERO HEROICO.

Con la misma disposición con que lo hacemos desde hace 16 años -sin faltar uno siquiera- estuvimos en Urquiza y Entre Ríos, Rosario, a 46 años de su caída en combate, el 8 de Octubre.
Una única intevención de un compañero del Plenario Obrero y Popular, resumió las ideas que creímos necesario destacar en este homenaje.
Transcribimos la intervención del compañero y considerando que la misma tiene un claro fundamenteo en ella,  recordamos el vínculo a la “Comparecencia del Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Cuba, Comandante Fidel Castro, efectuada [el 15 de Octubre de 1967] por la radio y televisión nacionales y Radio Habana Cuba, para informar al pueblo acerca de la muerte del Comandante Ernesto Che Guevara”, en la versión digitalizada por el P.O.P.

 

Documento leído el 8 de octubre en el Acto por el día del Guerrillero Heroico

En Rosario culminó una de las iniciativas más importantes del reformismo en su siempre deshonroso tránsito entre los intereses históricos de la clase obrera y el pueblo y los intereses de los capitalistas: convertir al Comandante Che Guevara en un artículo de consumo turístico, tornándolo inofensivo y en todo caso -si ha de provocar algún daño- será como el que se une al placer de paladear una Coca Cola, es decir, algún perjuicio perfectamente subsanable dentro del sistema.

Para eso levantaron una estatua en la que, en absoluta contraposición con la realidad, el Che luce inofensivo, inerme, es decir, sin arma alguna, distintivo esencial de toda su vida. Y hay que decirlo con todas las letras: el Che, que ha entrenado en México, y combatido tanto en Cuba como en Bolivia; que ha combatido en África, que cae combatiendo por heridas en su cuerpo y balazos que inutilizaran su fusil, aparece despojado del mismo en una burlesca representación escultórica que lo muestra tristemente reducido, como lo quiso Barrientos, como lo quiso la CIA, como lo quiso el imperialismo.
Y esto deshonra a quién intenta perpetuar para las generaciones futuras, a un Comandante Guerrillero como el Che en una figura tan tristemente desvalida. Ni que hablar de las generaciones presentes, que si se tienen por consecuentes y honestas, deben cerrar el paso a todo misticismo y preservar la verdad intacta.

Si es preciso pagando el precio de la más absoluta soledad política, que esto es superable, absolutamente transitorio. Sólo requiere no ceder en la lucha y hacerlo pensando en cambiar las famosas condiciones que parecen determinarlo todo; porque esas condiciones hoy son tales o cuales y depende de los revolucionarios que mañana sean otras.
Lo otro no. Participar de un engaño que educa a partir de la mentira, que desarma la conciencia a partir del falso ejemplo, que ilustra a partir de íconos apropiados al imperialismo y los capitalistas nativos, no tiene redención posible.

El Che, en Vallegrande, no fue tristemente reducido, entonces, como el esperpento lo muestra en el Parque Hipólito Irigoyen, sino que cayó como un combatiente más sin siquiera tener en cuenta la importancia de su propia persona. Como dice Fidel Castro en la comparecencia pública que citamos: “Es posible que él, por otra parte, muy consciente de la misión que se le había asignado, de la importancia de su actividad, pensara –como pensó siempre-, en el valor relativo de los hombres y en el valor insuperable del ejemplo. Estas cosas formaban parte de su personalidad.
De esto, nada menos, se trata. No de que, como mienten los partidarios de otro día, se pueda reducir a un hecho luctuoso simplemente, porque en tal reducción no entra su acción, desbordante de “el valor insuperable del ejemplo”.

Tendrán su éxito pasajero en la impostura, pero no lo han de mantener al Comandante en esta tierra, confinado a la insipidez.
La historia del Che empezó y se trasladó en una última y definitiva acción como alto ejemplo para los revolucionarios y los pueblos que luchan, con el arma en la mano, o simplemente, a mano (concesión que no le hicieron los artistas de acá).
Y decimos que así comenzó porque había tomado su decisión definitiva cuando tuvo que optar, en medio del desorden mortal de un desembarco del Granma, sometido en apenas 72 horas a la fusilería de Batista, al bombardeo, al ametrallamiento; tuvo que optar sí entre cargar con su maletín de encargado de la sanidad o su arma y la impedimenta correspondiente para ser plenamente un combatiente. Allí decidió que si hay una imagen que la posteridad puede consistentemente asumir y continuar trasmitiendo, es la del guerrillero pleno.

Esto nos lo recordaba en una entrevista que tuvimos anoche en una radio comunitaria, un periodista conductor de un programa que tiene sus méritos en alentar.
Nos lo recordaba y tenemos el deber de gritar, como lo hiciera otro combatiente recién desembarcado del Granma y en medio de la balacera a que los sometía una fuerza enormente superior en número y armamamento, lo que acuñara el mismo: “Aquí no se rinde nadie”.
Por adversas que parezcan las condiciones, la Revolución y en su seno el Che, jamás se rinde y dispara como dice el poeta “con su cañón de futuro”.

El Che en resumidas cuentas, amaneció en la Historia y se perpetuó en ella, en combate; y es muy claro Fidel cuando en su discurso del 15 de Diciembre de 1967, reconociendo que el Che ha caído dice:

“Naturalmente que todos los que conocemos al Che sabemos que no hay forma posible de capturarlo vivo, como no sea inconsciente, como no sea totalmente invalidado por algunas heridas. Como no sea que se le destruya el arma y, en fin, no tenga un medio para evitar caer prisionero privándose de la vida. Nadie que lo conozca bien tiene la menor duda de esto.”

Pues bien, esa escultura de un Che inerme, como ha pedido de la CIA y de Barrientos,  fue levantada en Rosario en medio de grandes fastos oficiales, es decir, con el auspicio del Gobierno de la Provincia y de la Municipalidad de esta ciudad.
Demás está decir que la comparación con la del Memorial en Cuba, en Santa Clara, Cuba, provoca la más viva disidencia: allá se lo ve en marcha y con su fusil en la mano; acá inerme y estático.
Sólo una verdadera devoción de un sinnúmero de personas abriga el germen de una realización proclamada por tantos y reclamada por Fidel Castro en un memorable discurso muy difundido: “Sean como el Che”.
Porque sabemos que muchos conservan la idea de devolverle lo que algunos se atrevieron a pintar en cientos de paredes de Rosario aquel día 14 de junio de 2006, cuando al inaugurarse el monumento sintieron como una afrenta el despojo de armamento en que se lo veía: UN FUSIL PARA EL CHE.

Pero las diferencias son esas. Y son abismales.

Es que a  la par, eligieron para inaugurarla el 14 de junio, día en que ahora se conmemora el natalicio del Che, como si el acto biológico fuera emparejable a las trascendencias históricas de procesos como la Guerra Revolucionaria. La puericultura superando a la ciencia de la Revolución, nada menos.
El empeño está puesto en borrar del calendario una fecha claramente determinada por la Revolución Cubana como el “Día del Gerrillero Heroico” y cualquier resonancia que tan precisa denominación pueda provocar en quién la presencie, escuche o asuma en parte.
Cambiar el día, desmentir las conclusiones políticas de la Revolución Cubana, oscurecer el hecho de que, como lo dijo el mismo Che, en una Revolución se triunfa o se muere, es el objetivo de quienes trafican con los principios revolucionarios hasta cambiarlos por la moneda vil de las míseras reformas.

Pero cabe insistir para que no existan confusiones: no hemos sido nosotros los que lo determinamos que el 8 de Octubre, día de su caída en combate, sea el Día del Guerrillero Heroico.
El 16 de octubre, día siguiente a la noche en  que Fidel Castro hace su comparecencia en radio y televisión señalando magistralmente el doloroso trance de reconocer la caída del Che, se conoce esta Resolución:

“Por cuanto: El heroico Comandante Ernesto Guevara murió combatiendo por la liberación de los pueblos de América al frente del Ejército de Liberación de Bolivia”.
“Por cuanto: El pueblo de Cuba recordará siempre los extraordinarios servicios que prestó el Comandante Ernesto Guevara, tanto en nuestra guerra liberadora, como en la consolidación y avance de nuestra Revolución”.
“Por cuanto: Su conducta encarna el sentimiento internacionalista que inspira la lucha solidaria de los pueblos”.
“Por cuanto: Su infatigable actividad revolucionaria, que no reconocía fronteras, su pensamiento comunista y su inquebrantable decisión de luchar hasta vencer o morir en favor de la liberación nacional y social de los pueblos del continente y contra el imperialismo, constituyen un ejemplo de convicción y heroísmo revolucionarios, que deberá perdurar imperecederamente”.

El Consejo de Ministros acuerda lo siguiente:

1o) Que durante treinta días a partir de este acuerdo, la bandera nacional se izará a media asta, y durante tres días, desde las doce de la noche de hoy, se suspenderán absolutamente todos los espectáculos públicos.

2o) Se declara como fecha de recordación nacional el día de su heroica caída en combate, quedando  instituido a tal efecto el 8 de octubre como “Día del Guerrillero Heroico”.

3o) Se efectuarán cuantas actividades sean conducentes para perpetuar, en el recuerdo de las futuras generaciones, su vida y su ejemplo”.

De esta Resolución seguimos siendo fieles cumplidores.

Es tan cierto como deplorable que muchos la cuestionan. Queremos decir: muchas fuerzas políticas que se consideran a sí mismas tributarias o simplemente admiradoras del Che.
El más básico -aunque alambicado- argumento, es que el Che murió el 9 de Octubre. Esto parecería,  conforme las pruebas existentes, indiscutible.
Obviamente que, de tomar los hechos en su estado infrapolítico y por lo tanto, no revolucionario al menos, como lo hacen los que sufren la embriaguez de la simplicidad material sin conciencia, se habría equivocado el Consejo de Ministros de Cuba en aquel 16 de Octubre de 1967. No debería pues reconocerse que -tal como lo dispusiera la Revolución Cubana- el 8 de Octubre es el Día del Guerrillero Heroico, porque el Che murió el 9.
Pero además, según los “realistas”, no cayó en combate, sino que fue fusilado y luego desaparecido su cuerpo.
Claro está que eso no parece demasiado argumento para quitarle que, como lo dice la Revolución Cubana, haya caído en combate.
Y no es demasiado argumento si consideramos que en sucomparecencia del Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Cuba, Comandante Fidel Castro, efectuada [el 15 de Octubre de 1967] por la radio y televisión nacionales y Radio Habana Cuba, para informar al pueblo acerca de la muerte del Comandante Ernesto Che Guevara”en absoluta concordancia con la Resolución del Consejo de Ministros, había marcado a fuego:

“Que lo hayan herido avanzando sobre los soldados es una cosa natural en él. Que hubiera seguido combatiendo herido es lógico en él.
Que solo lo pueden agarrar si está inconsciente o porque le destruyen el arma y no puede ni moverse en estado de gravedad, es la única circunstancia en que lo pueden capturar incluso con un aliento de vida.
Que sí le hicieron alguna pregunta y miró con la más absoluta indiferencia, y más que indiferencia desprecio a sus captores, eso sí es todo lo que se aviene a su personalidad, o que hubiera muerto en combate.

No es fundamental si murió en el combate o si, gravemente herido en el combate, es después ultimado.
Eso no es lo fundamental en sí, sino el hecho cierto de que se produzcan heridas mortales o casi mortales que lo conducen, en definitiva, de una forma o de otra, a la muerte.

Y decimos marcado a fuego porque el distraccionismo se vistió de objetividad, apego a los hechos, respeto a los mismos, etc. y abrió -conforme el propósito de oportunistas y del imperialismo- una ventana de tiempo por la cual ingresaron decenas, centenas o miles de discrecionales conclusiones y episodios inventados conforme el interés de cada uno.
Incluso, se han inventado cosas que jamás ha dicho en esos momentos imperiosos de su caída. Como la supuestamente ejemplificadora "Sé que vienes a matarme. Dispara, cobarde, que solamente vas a matar a un hombre." que a veces vira a "Párese derecho y apunte bien, que está por matar a un hombre."
De cualquier modo, podría decirse que estos términos no son dañinos ni deshonrosos, que pueden ser inocuos y en todo caso ejemplares. No es así: por esa ventana abierta se cuelan los ladrones del sistema y revuelven todo hasta dejar las huellas de su malicia.
Por esa ventana entra aquello de “soy el Che, no me maten que para ustedes valgo más vivo que muerto”. Una infamia.
En el mismo discurso Fidel -en conocimiento de de que ya deambulaban falsedades y especulaciones de muy mala leche- advierte:
Mas adelante empezaron afirmaciones ya de tipo oficial, así por ejemplo, en el día 10 en un cable se informa que “altos oficiales del Ejército declararon que se confirmó plenamente que el jefe guerrillero argentino- cubano halló su muerte en Bolivia ayer después de ser herido gravemente el día anterior”.

“El jefe de las Fuerza Armadas General Alfredo Ovando, dijo que Guevara se identificó a sí mismo y advirtió haber fracasado con las Guerrillas bolivianas que el General Ovando proclamó como
virtualmente exterminadas”.

De que habló esto sí que no lo creyó nadie. No obstante saber nosotros su extraordinaria franqueza y su invariable honradez, hay que decir que él, en semejante circunstancia, si pudiera hablar y decir algo, no diría nada que pudiera agradarle al enemigo y que diría en cualquier circunstancia de esas, con la mayor tranquilidad, las cosas que más le puedan disgustar.

Y así lo sostenemos, no de hoy, sino desde hace 46 años. Como lo sostuvieron aquellos compañeros que nos han precedido en la lucha particularmente en las décadas de los 60' y 70'.
Por eso seguimos empeñados en reivindicar esta fecha, 8 de Octubre, día de su heroica caída en combate, como Día del Guerrillero Heroico. Y no cejaremos en tal empeño.
En esto va nuestro homenaje militante, en no ceder un palmo al enemigo por más que tramite sus asuntos por medio de amanuenses que parecen ponerse de nuestra parte, y que si caminan al lado del pueblo es para murmurarle al oído que se deben abandonar las viejas y tontas ideas -que no por casualidad- son las ideas de la Revolución.
Comandante Ernesto Che Guevara,

 

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

 

REVOLUCIÓN SOCIALISTA O CARICATURA DE REVOLUCIÓN.

 

1
Plenario Obrero y Popular
http://obreroypopular.org / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

logo
Unidad Antirrepresiva por
los Derechos Humanos

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla / http://uadh.org
  


Adhiere: :Tendencia Marxista Revolucionaria

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Resultados 9 - 12 de 71
 
CUADRO DE DESHONOR
CARTILLA
 
portada susana