INICIO arrow PUBLICACIONES arrow COMPAÑERA SUSANA OSÉS, PRESENTE! AHORA Y SIEMPRE! (1936 - 2004)
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 888026
COMPAÑERA SUSANA OSÉS, PRESENTE! AHORA Y SIEMPRE! (1936 - 2004) PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 25 de abril de 2007

“Estará aquí por 21 días, tantos como salvas puede recibir como máximo honor quién ha honrado la vida con su lucha. Luego seguirá yendo con nosotros, hasta siempre,  a cada lugar en que estemos enfrentando al enemigo con la nuestra.” (25/04/07)

 

                                     Susana

 

En Susana Osés reconocemos, a una fundadora, a quién tuvo la templanza necesaria para empujar la decisión: se podía y se debía iniciar el camino.

Impulsó que anduviéramos por este carril de los intereses populares cueste lo cueste. A pesar de las advertencias primeras con que nos castigaba una realidad de defecciones hasta ese momento casi impensables.
No es nuestro propósito contar aquí una historia que sentimos casi como íntima y quizás sea porque al decir de Martí, ''El pudor del dolor es el silencio''.

 De todas maneras, su firma está en muchos documentos de esta página.

De un documento sencillamente llamado “Lo que pasa con la verdad es que simplemente es”, escrito el 10 de agosto de 2003, hemos extraído un par de líneas donde constan sus exigencias. Y un girón de un poema escrito por un joven militante en el 81, para Tito, su compañero y “Secretario de la vida”, como lo llamó el poeta.


“...y todos los héroes caídos en las luchas populares, bajo la barbarie represiva, por los indestructibles ideales de la Revolución, son y serán banderas que están siempre presentes en el combate, en cada batalla de la Clase Obrera y el Pueblo. Recibieron y reciben en cada minuto de lucha popular en la acción de los militantes verdaderos y honestos, que predican el heroísmo con su propio ejemplo, el homenaje auténtico que merecen y que es también el único que aceptarían...”

 

“Al camarada Tito –y más allá de mi relación personal con él- lo llevo en el corazón, la mente y las entrañas, al igual que a los miles de militantes revolucionarios que ofrendaron su vida por la sublime causa del Socialismo. Su sangre ya es sangre de nuestro pueblo, desbordando cualquier pertenencia partidaria.
Sus nombres sólo merecen ser bandera de aquellos dispuestos a llevar bien alto, en palabras y acciones, los ideales revolucionarios que los animaban.”

 

Y nosotros tenemos por lápida la vida
encaramada al viento
que reparte la lluvia de nuestra sangre-cielo
en pájaros de hierro
.....
Porque a pesar de todo la historia no es pasado,
y escribirla no sirve:
si nosotros sabemos cuándo la embarazamos...
Y cuándo ha de parirnos.
 
 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
CARTILLA
 
portada susana