INICIO arrow PUBLICACIONES arrow Escrache al impune traidor Chomicky
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 907858
Escrache al impune traidor Chomicky PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 18 de abril de 2012

CRONICA DE UNA IMPUNIDAD ANUNCIADA

El viernes 5 de septiembre de 2008, en nuestro comunicado
ANTE
EL SUICIDIO DE JOSE BARAVALLE, CON ABSOLUTO DESPRECIO expresamos claramente:

"...denunciamos que existen reticencias nacidas desde los mismos que debieran impulsar las condenas a estos traidores, las cuales esperamos que no se concreten al momento de hacer efectivas las acciones (por ejemplo claras y fundadas acusaciones judiciales), es decir, al momento de la apertura de los juicios orales."

En el caso de Chomicky, el mismo empezó el día 21 de julio de 2010, con el Juicio Oral en la Causa Díaz Bessone, más conocida como Causa Feced.

Durante su desarrollo, nuestra advertencia sobre la existencia de ese oscuro movimiento que se está desarrollando en procura de indulgencia para los colaboracionistas, ese plan de impunidad, adquirió la forma de polémica entre quienes acusaban y quienes acataban los dictados del hoy denunciado por tráfico de influencias y renunciado Esteban Righi, Procurador General de la Nacióny el recientemente fallecido Eduardo Luis Duhalde, Secretario de Derechos Humanos de la Nación.  Ambos concurrieron a decir, quién entró víctima sale víctima,independientemente de que haya cometido y se hayan probado incluso por declaraciones de los testigos (muchos de ellos sus víctimas) una enorme cantidad de delitos.

Chomicky está imputado por nada menos que los siguientes:

 

traidor hijo de puta

 

a) 19 casos de privación ilegal de la libertad mediante el uso de violencia y amenazas durante más de un mes a Analía Minetti, José Aloisio, Osvaldo Daniel Basy Mansilla, María Inés Lucchetti de Betanin, Elba Juana Ferraro de Bettanin, Mirta Isabel Castellini, Hugo Cheroni, Benito Espinoza, Juan Alberto Fernández, Carmen Lucero, Gustavo Rafael Mecchetti, Ana María Moro de Cheroni, Máximo Antonio Mur, Marcelino Panicali, Gustavo Piccolo, Generoso Ramos Peralta, Juan Carlos Ramos, Adrián Jorge Sanchez y Francisca Van Bove de Espinoza.

b) Cinco casos en los que impuso además tormentos físicos y psíquicos a las personas que permanecieron privadas ilegítimamente de su libertad en dependencias de la Jefatura de Policía de la Provincia. Concretamente por haberlas sometido en forma sistemática y generalizada, a condiciones inhumanas y degradantes de detención, caracterizada por tabicamiento, engrillamiento, prohibición de habla, golpes continuos, amenazas constantes, desnudez forzada, deficiente alimentación, condiciones deplorables de higiene y salud, además de haberlas sometido a sesiones especiales de interrogatorios bajo la aplicación de corriente eléctrica en distintas partes del cuerpo, provocarles asfixia, quemaduras, golpes y otro suplicios. Las victimas son Osvaldo Daniel Bas y Mansilla, Mirta Isabel Castellini, Hugo Cheroni, Gustavo Rafael Mecchetti, Adrián Jorge Sánchez.

c) Por haber tomado parte de una asociación integrada entre otros por, Leopoldo Fortunato Galtieri, Carlos Alberto Ramirez, Agustín Feced, entre otros que estaba organizada, decidida y dispuesta a poner en práctica una pluralidad de planes de ataque al individuo y a la sociedad, mediante la comisión de delitos indeterminados, pero esencialmente dirigidos contra la vida, la libertad y la integridad psíquica de las personas.
Pero aquella discusión, soterrada muchas veces por las necesidades tácticas en un campo tan hostil para las pretensiones populares como es un proceso judicial, no pudo revertir los argumentos de Esteban Righi y Eduardo Duhalde y, por ende, del Gobierno Nacional.

A los jueces les vino como anillo al dedo la ofensiva por la impunidad sintetizada en las instrucciones a los Fiscales tituladas eufemísticamente "TRATAMIENTO PENAL DE CONDUCTAS TIPICAS REALIZADAS POR PERSONAS SECUESTRADAS EN CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN", que se resumen en lo siguiente:

“...en otros términos, no puede prescindirse de la evaluación de si en el caso concreto debe operar un estado de necesidad justificante (art. 34 inc. 3 CP) o bien un estado de necesidad exculpante (art. 34 inc. 2, segunda parte CP).”.

Es una medalla de impunidad para Chomicky y los jueces lo absolvieron el 26 de marzo de 2012.

Los jueces del TOF1, siguieron lo que para ellos es la línea del menor esfuerzo, es decir, cuando se ofrece la oportunidad de dejar a un miembro de la patota impune, lo hacen. De esta manera no tienen que esforzarse en forzar su inclinación dictatorial.
Y esto se puso de manifiesto cuando, entrevistado quien presidiera dicho Tribunal durante la Causa Quinta de Funes, inmediatamente después del fallo considerado ejemplar, Otmar Paulucci, definió claramente la ideología de los magistrados:

“...no se pudo hablar de animosidad de los miembros de esa fuerza, ni de las víctimas. Este juicio no pasa por un análisis ideológico del Proceso, acá fueron hechos concretos: acá hubo secuestros, torturas y homicidios. Este tribunal no revisó otra cosa.”

Como si pudieran disociar las tropelías cometidas por los genocidas del plan sistemático de exterminio, o sea, de lo que los milicos llamaron, actuar con la doctrina y la Ley en la mano.

El jueves, 16 de junio de 2011 suscribimos:

 

...es preciso decir que en Rosario se plantea la más aguda de estas polémicas, a un grado tal de profundidad. Es que lo que está en juego, lo está dentro mismo del juicio "Diaz Bessone". No se trata de si llegan a juicio los traidores: están en juicio. Y en circunstancias así, se cancela lo hipotético y nos atropella la realidad. Si el planteo de las indulgencias casi papales tiene andadura, la impunidad de los traidores-genocidas estará asegurada; no sólo en este juicio, sino en todos aquellos en los cuales pueda acreditarse tal postura tomando como antecedente lo que acá está ocurriendo.
Hemos planteado nuestra postura como advertencia, cuando en el primer documento que citamos, decíamos:

Ahora, si se trata, como pareciera, que el pedido de “comprensión” está destinado a juzgadores oficiales, a los Tribunales que deben sentenciar en estas cuestiones; si se trata de un aporte al oscuro movimiento que se está desarrollando en procura de indulgencia para los colaboracionistas, si se trata de eso, decimos claramente que con todas nuestras fuerzas nos vamos a oponer y que desde ya denunciamos que existen reticencias nacidas desde los mismos que debieran impulsar las condenas a estos traidores, las cuales esperamos que no se concreten al momento de hacer efectivas las acciones (por ejemplo claras y fundadas acusaciones judiciales), es decir, al momento de la apertura de los juicios orales. Nos oponemos, y de ahí nuestra consigna, a cualquier forma, por refinada que fuera, de reconciliación con el enemigo genocida o cualquiera de sus elementos.” (Artículo "LA TRAICION CONTRAATACA" - http://uadh.org)

Este último párrafo es lo que reiteramos durante cuatro años y medio, desde aquel 5 de septiembre de 2008.
Y concluímos como en aquella fecha corrijiendo sólo el nombre:

Cuando alguien se pasa al campo enemigo puede preguntarse por qué ha sido. Pueden averiguarse los motivos, escudriñar su podrida alma, hacer una disección de las condiciones generales y particulares, pueden hacerse las correspondientes autocríticas, pueden hacerse estupideces como hacer entrar por el estrecho agujero de la traición desde la sicología hasta el materialismo dialéctico. Es decir, puede bastardearse hasta la ciencia y sacrificar la realidad en el altar de la “comprensión”. Allá cada quién con la responsabilidad de lo que concluya. Allá cada quién con el daño que haga a la causa popular. Allá cada quién con la conducta que asuma en particular. Allá cada quién con la reconciliación que propicia su levedad de argumentos, que no por leves, cuando son muchos, dejan de tener nefastos efectos. Allá cada quién con dispensarse de pasar de acusador -obligación primordial si se es fiel a los caídos- a “comprensivo”.
Lo que no puede hacerse es dudar de que es un enemigo. Y encima, enemigo por traidor. Y eso es peor todavía.
Como no hemos de morir hipócritas, damos a las cosas su preciso nombre.
Chomicky es un perfecto hijo de puta, y no es de ahora.

 

 

Al correr de cada texto que citamos y que anotamos al pie, se advierte la sustancia de esta crónica de una impunidad anunciada.
__________________________________________________________________________________________

Adherimos por lo tanto al escrache convocado por un gran número de organizaciones para el día Jueves 19 de Abril de 2012, a las 18,30 hs., concentrando en Córdoba y Avda. Francia.

 

 

                NO OLVIDAMOS -   NO PERDONAMOS  -  NO NOS RECONCILIAMOS 
  
                                              JUSTICIA SOLO EL PUEBLO -

 

Artículos Relacionados:


- Causa Díaz Bessone: Carta a la LADH sobre Chomicki y Folch [José Aloisio-Testigo y querellante]


- Carta a la Liga Argentina por María Inés Luchetti de Bettanín.


-
Nuestra posición con respecto a la cuestión del juzgamiento de los traidores, la reflejamos cuando publicamos "ANTE EL SUICIDIO DE JOSE BARAVALLE, CON ABSOLUTO DESPRECIO" el 5 de septiembre de 2008.


- Unos días después, el 12 de septiembre de 2008, dimos cuenta de lo siguiente:
"LA IMPUNIDAD, COMO LA REPRESIÓN GENOCIDA, NO TIENE FRONTERAS".


- Abundamos en el tema el 28 del mismo mes en
"NOTA REVISTA PANORAMA SOBRE LA DOBLE VIDA DEL MATRIMONIO BARAVALLE EN ITALIA".


- Consecuentes con estos pronunciamientos, el 14 de agosto de 2010, volvimos a señalar
"ANTE LA FALTA DE ACUSACIÓN A LOS TRAIDORES: NO A LA IMPUNIDAD. NI OLVIDO NI PERDÓN".


- LA TRAICION CONTRAATACA (Jueves 16 de junio de 2011)

 

 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
CARTILLA
 
portada susana