micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 868693
MILITARIZAR LA POBREZA: Acerca de la policía Infantil PDF Imprimir E-Mail
lunes, 25 de octubre de 2010

El aparato represivo no tiene nada que hacer en nuestra educación. Manifestamos el rechazo de las iniciativas de educar a los pobres e indigentes en los cuarteles: defensa de la educación en la escuela pública, laica y gratuita. La militarización de la pobreza implica una nueva forma de apropiación de nuestros hijos, una negación de nuestra identidad y del derecho de educarlos según nuestras creencias y convicciones. Asimismo repudiamos que con el discurso de evitar la delincuencia y apelando al falso argumento de que el pueblo no sabe educar a sus hijos, aparecen estos “educadores” para formarlos como futuros represores en las escuelas de formación de fuerzas armadas y de seguridad, como por ejemplo los liceos militares, cuerpos infanto-juveniles de gendarmería, entre otros.

Extracto del DOCUMENTO DEL IV ENCUENTRO NACIONAL DE DERECHO HUMANOS – PARANA, realizado en Octubre de 2002 - (Ver texto completo del doc.)

La preocupación que llevó a señalar este punto como uno de los que merecían mención en un documento final que recogía sólo las principales conclusiones,  ya hace ocho años, demuestra que la iniciativa de militarización de la pobreza es permanente en el sistema capitalista, cuyos exponentes políticos, intelectuales, funcionarios, religiosos y demás deudos, razonan con el vetusto pero siempre presente la letra con sangre entra. En realidad, esto trae a colación algunas referencias imposible de eludir.

Si bien es perceptible el cambio que significa el desplazamiento en general de un régimen cuartelero que imponía jefaturas, filas, saludos, posturas, reverencias y todo tipo de obligaciones protocolares de neto corte marcial; como así los castigos corporales y el trato humillante como correctivos, la semilla del miliquismo es difícil de desterrar, no por falta de esfuerzos populares, sino porque es de la naturaleza de un sistema que requiere sumisión para el logro de su objetivo final, el lucro. Al fin y al cabo, como bien lo sabía un novelista que de sus inquietudes sociales emigró a reaccionario empedernido, “El ídolo Dividendo exige un monstruoso altar construído por el dolor y la humillación. Para formar un buen tanto por ciento se necesitan oceános de lágrimas.”
(Manuel Galvez en “Nacha Regules”).
Y lo saben todos los mandatarios, como que ésa y no otra es la última razón de ser de la persistencia en el disciplinamiento de masas por todos los medios habidos y por haber.


 

La noticia sobre el cura que adiestraba a los chicos a imagen y semejanza de los canas en Esquel, disparó una serie de “descubrimientos” periodísticos de algo que, como lo señalamos al principio, había sido denunciado y movilizante para muchos organismos, hace ya casi una década. En tren más de escandalete para tapa de diario que de real preocupación, se puede saber hoy que en 14 Provincias funcionan organizaciones infantiles “para” sin tapujo alguno. Que Gendarmería también las tiene y adoctrina y demás señas.

 

LA CONTINUACIÓN DE LA “GUERRA SUCIA” POR OTROS MEDIOS.

De todos modos, esas publicaciones empalidecen frente a la decisión del Honorable Senado de la Nación, el cual acaba de aprobar el Servicio Cívico Voluntario, que obviamente, como consiste en una internación en cuarteles, a disposición de militares, tendrá todo de Mílico y nada de Cívico, salvo las víctimas del régimen.
Presentado como “proyecto educativo”, los Honorables no tuvieron siquiera el módico cuidado de pasarlo por la Comisión de Educación, sino que el proyecto tuvo tratamiento en las de Justicia y Asuntos Penales y Seguridad Interior y Narcotráfico, lo que demuestra que los jóvenes pobres de Argentina son objeto de la preocupación no por sus necesidades y su derecho a educarse, sino por lo que esta gente considera peligroso: su reconocida inclinación al delito, los vicios y la droga. No existe otra forma de interpretar esta acción infame de los Honorables.
Más que evidente es que no exageramos: uno de los promotores y coautor del proyecto el Senador Ernesto Sanz, en Reconquista, es decir, en nuestra Provincia de Santa Fe, afirmó exactamente lo que decimos:
“...la asignación universal por hijo, que es buena en términos teóricos, se está yendo por la canaleta de dos cuestiones, el juego y la droga.”

Esta afirmación no es un exabrupto del sistema, como gustan decir ciertos comunicadores que hacen de la crítica un arte del eufemismo. Es lo más coherente que hay con los intereses de los ricos y todo tipo de privilegiados por ellos, y el desarrollo de la cuestión, desde el sonsonete de la inseguridad hasta esta aprobación, pasando por los mecanismos de hacer leyes, lo demuestran.

Es obvio que por un camino así, en lugar de escuelas en cada barrio, terminarán ampliando los cuarteles; en lugar de inscripción habrá conscripción o directamente levas, como en los siglos pasados; y finalmente, es posible que la seño y el profe tenga bigotes, ropa de fajina en lugar de guardapolvos y haya que decirle mi sargento.

 

EN ROSARIO TAMBIÉN SE CONSIGUE.

En nuestra ciudad también existen los cuerpos militarizados de niños. Y los hay en toda la Provincia de Santa Fe, pese a las denuncias que hubo en su momento sobre estas prácticas aberrantes en la ciudad de Vera.
Gobierno tras gobierno con su desprecio a las protestas han venido alentando su formación y el actual Progresista, Cívico y Social, no es la excepción. Pero seamos justos con los méritos del progresismo: son abiertamente peores que los anteriores, porque de la indiferencia, de los oídos sordos a las protestas, pasaron directamente a un mecanismo muy videlista, a la negación de que existan centros de instrucción de policía infantil. Un insigne garantista de los progres, el Criminólogo - Master of Science in Criminology; Abogado, etc., Enrique Font, negó su existencia oficial y lo consideró algo aberrante que nunca podría existir.  .Ni lo uno ni lo otro es cierto.
Y esto es coherente con la concepción que esta gente tiene de la seguridad. Font es Secretario de Seguridad Comunitaria, un circunloquio destinado a poner nombre a la oficina de control de las organizaciones parapoliciales. Dice su definición en el Portal de la Provincia:
La Secretaría de Seguridad Comunitaria entiende en establecer y ejecutar en coordinación con los otros Ministerios un programa de participación ciudadana en la prevención del delito: en coordinar un sistema de actuación conjunta con la Policía en la detección y solución de problemas que puedan llevar a la criminalidad.

...“un sistema de actuación conjunta con la Policía”, o sea, buchonaje express por medio del aceitado  de los mecanismos, buchonaje organizado, certificado de pertenencia a la decencia ciudadana, influencia en el castigo, cooperación con la represión en definitiva.

Como es lógico, esto lo pone en evidencia el supuesto sindicato de policías, APROPOL (otra organización para, uno de cuyos méritos ha sido fijar la fecha de  «El Día del Policía Santafesino Caído en Acto de Servicio» contra una organización popular que realizó una acción de resistencia el 12 de Septiembre de 1976). Demuestran que en actos oficiales en los que participa el Gobernador Binner, está presente la Banda de Policía Infanto Juvenil, es decir, una de las formaciones a las cuales el Gobierno debería potenciar. (Ver artículo en el sitio de Apropol).
A tal punto demuestran su entusiasmo los milicos que publican en su página lo que quizás sea la más completa síntesis del desarrollo de estos grupos de niños. Incluyen además notas periodísticas que ese mismo entusiasmo ha impedido limpiar de las partes más elocuentes que ejemplifican  la educación brindada. Para ahorrarle al lector el asco que da la completa lectura, trataremos de abreviar el mismo en este resumen, que si bien deja afuera detalles terribles y grotescos, da una idea del asunto.

 

pol

 

El uniforme policial que lucen en la escuela es exactamente el mismo que toda la policía de UR II.

Tienen entre 6 y 18 años.
...
...buscan en su ropero la remera y el pantalón azul y frente al espejo se calzan la gorrita que los identifica: son los integrantes de la Agrupación Policial Infantil (API).
Cuando franquean el ingreso de la Jefatura de Policía saben que deben aceptar órdenes, aprender a desfilar y a saludar, y estar dispuestos a recibir instrucción “para servir a la comunidad”. Son “los chicos de la escuelita policial”, como muchos los llaman.
...
...Suboficial Mayor Retirado Juan Carlos Olmos. “Son mis chicos, disculpe, así les digo yo. A los padres se los aclaro: cuando entran acá pasan a ser mis chicos”,...
….
Los que integran la agrupación están divididos en compañías, con un jefe a cargo. También hay ayudantes instructores que colaboran con la jefatura. Los mismos chicos ocupan los cargos, a los que acceden por su desempeño. “Ella es jefe”, señala una adolescente.

Son siete compañías, y yo soy jefa de la tercera. Todos los años cambia, no siempre soy jefa de la misma, mi tarea es supervisar a las ayudantes instructoras, a quienes les brindamos apoyo para que puedan explicar bien los «saludos 1», los desfiles y a formar”, detalla.

La tarea, igual que el desfile y el saludo, es una práctica de rigor en la agrupación. También las clases de primeros auxilios o las de defensa personal.

Las adolescentes tampoco dudan. Es más, no les preocupa que las carguen en el colegio. “Y si, cuando llego a la escuela siempre dicen: «Ahí viene la botona», pero a mí no me importa, yo quiero ser policía. Las miro y les contesto: «Sí, ¿y qué? Yo voy a ser mejor que vos»”, cuenta y se acomoda la gorra.
…..
Ese sábado algunos padres se quedaron junto a sus hijos para asistir a una charla sobre el uso indebido de drogas. Dos oficiales charlaron con los chicos. En uno de los antiguos galpones, podía leerse sobre un papel blanco cuáles eran las "drogas legales (cigarrillo, alcohol, medicamentos), las ilegales (marihuana, cocaína, paco) y las intermedias (pegamento, nafta)".
"¿Qué tienen que decir si les ofrecen un cigarrillo?", preguntaban las oficiales, "Noooooo", respondían los chicos.

Claro que esta última parte suena a joda. Es un poco arcaico, es decir, el Método Pedagógico Balá, que acuñó aquello de “¿qué gusto tiene la sal?”....
Pero más allá de esto: ¿quién puede atreverse, después de estas evidencias, a negar que esto es adoctrinamiento policial y pura disciplina militar?. Sólo los milicos, los senadores, los funcionarios, los burgueses, los escribas del sistema, los buchones, los alcahuetes...Es decir, la escoria de la humanidad.

 

LO QUE NO ES JODA.

“La escuelita funciona en la sede actual de la Jefatura de Policía de Rosario (Ovidio Lagos 5250). Los antiguos talleres de la fábrica militar de armas hacen de sede de la agrupación....
Mientras la charla avanza distintos grupos de chicos entran y salen de los antiguos galpones y forman afuera.”
(21 de octubre de 2007 - La Capital . Lisy Smile : "Los chicos de la escuelita policial".)

Señalamos estos detalles por una cuestión elemental: en los galpones que se señalan, en el lugar todo que se refiere, funcionó el CCD “FÁBRICA  MILITAR DE ARMAS”, o sea, un lugar en el que se torturó y se mató a militantes populares y por lo cual fue dictada sentencia de cadena perpetua para algunos de los que allí y desde allí operaban.

La pedagogía del genocidio incluye la asistencia “educativa” y festiva a estos sitios como manera primaria de acostumbramiento a la violación de los Derechos Humanos y constituye lisa y llanamente la enseñanza del desprecio a nuestros compañeros caídos, a la lucha popular y a los derechos del pueblo.
Eso, solamente eso, ya hace insoportable este ejercicio de burla organizada por la despreciable casta de parásitos que allí sentaron reales y los Gobiernos que los consienten y alientan.

Es inevitable: de allí saldrán preparados para reprimir, con temprana alma de verdugo o para aceptar ser reprimido, con temprana alma de arrastrado, y en cualquier  caso, con alma de buchón.

 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
CARTILLA
 
portada susana