INICIO
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 1958134
ROCK & FELLERS: Acerca de la entrega de llaves... PDF Imprimir E-Mail
jueves, 25 de febrero de 2010
El Intedente Lfschitz, padrino por muchos años del Rock & Feller, al cual le dio años de prórroga para que pudieran continuar ocupando el edificio de Moreno y Córdoba que ya había sido expropiado y pagado con millones de pesos, va a entregar las llaves del mismo a las autoridades del Museo de la Memoria, es decir, al Director y a la Comisión Directiva del Museo de la Memoria, que acompañaron la gestión del Intendente disciplinadamente, es decir, con un riguroso silencio ante las críticas con que innumerables organismos y fuerzas políticas señalaban la complicidad del Gobierno Municipal en la continuidad de la burla a nuestros hermanos, cuya prisión, tortura, muerte, desaparición, se decidía en esa sede del Cuerpo II de Ejército.

Tal como dice el viejo dicho, “a cada chancho le llega su San Martín”, y pese a la complicidad de los que protagonizarán el acto en el que “Recibida la llave, la comisión tomará posesión del inmueble y se dará lugar al inicio de las obras”, el R&F cesará su actividad depredadora de la memoria.
Que el R&F se vaya de allí es un muy buen suceso, pero que se pase por alto todo lo que han consentido en ofensa a nuestros compañeros caídos los funcionarios y sus cómplices, en  asociación con los empresarios, es un motivo más de cuestionamiento. Porque la permanencia de ese antro que reunió el afán de lucro con la reivindicación del genocidio, no es exclusivo producto de los repugnantes empresarios que allí sentaron su comercio repugnante y de sus repugnantes clientes, sino de quienes los respaldaron  con el poder del Estado, de modo que pasar de manos la llave es más precisamente un acto de intercambio entre Food Corner (la empresa) y el club de fans de Food Corner (Lifschitz y sus dependientes del Museo) que un acto de reivindicación popular de lo que nos fuera arrebatado.

No pueden hipócritamente hablar de “memoria” quienes por turbios negocios compartidos, distinciones funcionales o mero afán de notoriedad -aunque también por su aceptación de la “teoría de los dos demonios”, como es el caso del Partido Socialista Popular- la han basureado con su conducta aberrante que ha permitido la permanencia de un boliche vinculado a la derecha más criminal que se pueda conocer.

Quienes hemos luchado contra los que han perpetrado la ofensa a nuestros 30.000 compañeros, tal como dice cierto comunicado, “sabemos que comienza otra etapa”. Ante ello, en aplicación de nuestras consignas centrales, NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS, señalaremos a cada uno de los que pretenden arrebatar a la conciencia popular el cabal entendimiento de los hechos, repudiando desde ya la pretensión de intentar hacer vivir como un triunfo popular una vulgar transa de negocios que han producido muchas penas y ninguna gloria.

El buen suceso, entonces, está en que el R&F se haya ido; lo que todavía nos resta es escarmentar a los mercaderes con cargos en el Estado que lo defendió y pretenden perpetuarse, como ellos  mismos dicen con palabras sacadas de sus modernos manuales de administración de comercio, “gestionando la memoria”. Y la dignidad de nuestros compañeros caídos, la cual heredamos, no están en el comercio.

Insistimos:

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS.

 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
portada susana