INICIO arrow PUBLICACIONES arrow FUE DETENIDO EL GENOCIDA CARLOS SFULCINI
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 1250346
FUE DETENIDO EL GENOCIDA CARLOS SFULCINI PDF Imprimir E-Mail
sábado, 07 de noviembre de 2009

Finalmente el genocida Carlos Sfulcini (a) “Carlitos”, (a) “Carlos Bianchi”, fue detenido esta tarde en su domicilio de calle España 344 10º piso  Dpto “A”



Este es uno de los cuatro asesinos que secuestraron a Tito Messiez el 22 de agosto de 1977 y el que más gozó de las increíbles protecciones que le brindaran los jueces federales y los servicios de seguridad.

Esto es así a tal grado que a pesar de que el 30 de octubre  la Cámara Federal de Rosario ordenara su prisión por Homicidio, y  habiendo decretado el juez de primera instancia su “inmediata detención”  el día 2 del corriente, diligencia para la cual designa a Gendarmería Nacional, ésta convirtió la orden librada en una “constatación de domicilio”, a partir de lo cual no hizo absolutamente nada.

Hacemos hincapié en el hecho porque Sfulcini no es cualquier represor. Es un individuo que cínicamente ocupó la Dirección del EEMPA  Nº 1284 de Anchorena al 200 que escrachamos por primera vez el 2 de agosto del 2000 y volvimos a hacerlo el 24 de marzo de 2008, ocasión en la cual debimos soportar un criminal asedio de él y sus cómplices que perseguían a los compañeros que daban a publicidad el acto, incluso en las pegatinas realizadas durante la noche. ( Ir a Informe sobre tareas previas al escrache a Carlos Sfulcini 26/03/08 )

Recién en el día de hoy, después de presentaciones realizadas por la querella y la Unidad de Asistencia para Causas de Violaciones a los DDHH durante el Terrorismo de Estado en el Juzgado, se ha logrado que Gendarmería diera cumplimiento a la orden judicial.

4
 

Subrayamos todo esto porque poner en aviso a un sujeto de indudables vinculaciones con otros como él, es una complicidad criminal de Gendarmería Nacional con estos asesinos. Una dilación como la que hubo, no sólo contribuye a la posibilidad siempre presente de una fuga (ya tenemos innumerables ejemplos, desde el “Laucha” Corres hasta el mismísimo “Barba” Cabrera que se mandó a mudar ante la primera publicación periodística que le pareció comprometedora simplemente), sino que contribuye al estado de amenaza a los querellantes, abogados, víctimas y testigos que se pretende conjurar con declamaciones de las autoridades de todo pelaje. Y en este caso, es más grave aún porque la querellante ha sufrido -y denunciado judicialmente- unas sofisticadas amenazas telefónicas y nada menos que un asalto a su casa de inexplicable factura.

Aclaramos a la vez que vamos a denunciar a quienes hayan postergado a su gusto y sin justificación alguna la detención de Sfulcini, para lo cual no se necesitaba “constatación-aviso” alguno ya que como procesado en la causa Nº 38/04 por la desaparición de Tito Messiez, tiene domicilio fijado y se encuentra a disposición del Juzgado hace ya mucho tiempo. Pero aún más: cómo puede ser que para que sea habido un criminal que vive a no más de 10 cuadras del Tribunal operen, según surge del expediente interno de Gendarmería, como si se tratara de un inhallable miembro de una fantástica nueva ODESSA.

 De todos modos, después de una larga jornada de lucha para que simplemente se cumpla lo ya resuelto, con satisfacción podemos decir:

cayó el represor abogado Carlos Sfulcini.

 

preso

 

                        NO OLVIDAMOS    -     NO PERDONAMOS    -    NO NOS RECONCILIAMOS

 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
portada susana