INICIO arrow PUBLICACIONES arrow A 30 AÑOS DEL GOLPE MILITAR
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 1969724
A 30 AÑOS DEL GOLPE MILITAR PDF Imprimir E-Mail
jueves, 15 de junio de 2006

A 30 años del Golpe Militar debemos precisar que el Poder Judicial es una de las principales usinas generadoras de impunidad, y que habiendo transcurrido nada menos que tres décadas, el castigo no aparece. Las demoras injustificadas y las dilaciones arbitrarias, son constitutivas de esa impunidad, porque de ellas también se alimenta.

La Cámara Federal de Rosario, la misma que excarceló a los criminales como Rodriguez o Sfulcini (Causa “Feced”) en Septiembre de 2005, ha producido uno de los fallos de la más descarada raigambre dictatorial, disimulado bajo formalidades técnicas imposibles de tolerar. De un plumazo sacó al Juez de la megacausa que investiga hechos del Segundo Cuerpo en la Jurisdicción del Juzgado que reside en la ciudad de Santa Fe, Reynaldo Rodríguez.
La cosa es sencilla y pérfida y obviaremos los remilgos absurdos de un idioma leguleyo hecho para que el pueblo no entienda nada.

La asesina María Eva Aevi, a la cual se le hacen cargos probados largamente por participar de la banda militar policial que asoló el país desde el 76 con su Dictadura, fue procesada por Rodriguez por Asociación Ilícita, es decir, precisamente por integrar las hordas de milicos que funcionaron como ejército de ocupación de Argentina al servicio de los capitalistas nacionales y extranjeros, cometiendo los atropellos más imperdonables.
El abogado Néstor Oroño, su defensor, apeló ese procesamiento porque en la indagatoria no se le había imputado la Asociación Ilícita y por tanto, no había podido defenderse de esa acusación. La Cámara le dio la razón a la genocida en diciembre del año pasado y volvió al Juez Rodriguez sin procesamiento por este delito, pero sí por todas las otras barbaridades. Resulta que en otra actuación el mismo Juez vuelve a mencionar la “asociación ilícita”, entonces Aevi y su abogado le piden al Juez que abandone la causa porque al hacerlo “prejuzga”, y como éste rechaza el pedido, recurren a la Cámara pidiendo que lo separe porque ya se había “expedido” sobre esto y por lo tanto no podía ni hablar del asunto y que el hecho de que el Juez volviera a mencionar la cuestión era “prejuzgar”. Nada más delirante que esta chicana que juega con el asunto más importante que tienen los Tribunales Federales en el país. La Cámara Federal le dio la razón al delirio de los criminales y sus doctores. Así de sencillo, arbitrario y repugnante. Así se teje la impunidad día a día en los despachos blindados de la Justicia Federal.
El asunto es que la Cámara con esta resolución dice que todas las causas con miles de testimonios, incluso la megacausa “Feced” que se tramita en Rosario, pueden caer con el mismo criterio insano de estos garantes de la impunidad e integrantes del elenco civil que antes, durante y después de la Dictadura procuran que no haya castigo para 30.000 desapariciones, 15.000 asesinatos y cientos de miles de actos de torturas, prisión ilegal, robos, violaciones y todo lo que se pueda imaginar, hasta el robo de niños no ubicados hasta el día de hoy.
El último 24 de marzo se realizó una de las marchas más multitudinarias de Rosario. La UADH, marchó junto al pueblo como corresponde pero no firmó sin embargo el documento de las organizaciones convocantes por varios motivos que, vale la pena aclarar, son totalmente opuestos a los que esgrimieron Hebe de Bonafini, Carlotto y otros que se han vendido al oro K (y esto no es charlatanería: hace apenas unos días Hebe recibió nada menos que medio millón de pesos de subsidio).
Uno de esos motivos fue precisamente éste: en el documento original, modificado varias veces a instancias de distintas ONGs de Derechos Humanos, figuraba el expreso reclamo de “remosión de la Cámara Federal de Rosario” por la forma descarada en que protege a los genocidas, algo patentizado en mayor grado cuando ordenó la libertad de varios de ellos como lo hemos dicho. Algunas de las oenegés señalaron que eso ya “había pasado”, que los excarcelados habían vuelto ser detenidos (o sea, que volvieron a los privilegios de sus lugares de detención, por ejemplo Amelong dispone de no menos de 30 hectáreas aledañas al río Paraná, con arboleda añosa, pavimento interno en el barrio cerrado donde se encuentra, etc., incluso habilitadas para hacer fiestas de cumpleaños). Las oenegés se daban por satisfechas por esto, sin contar con que si algunos volvieron a la situación vip era porque el Juez de Primera Instancia cumplió con tomarles nuevamente declaración indagatoria imputándoles el delito de Asociación Ilícita, ya que en la concepción jurídica Argentina no existe el de Genocidio. Así que la Cámara no se rectificó en nada de su voluntad de liberarlos en base a su arbitrariedad sino todo lo contrario, dio por cumplidos sus antojos. No obstante todo estas consideraciones, el punto de “remoción de la Cámara Federal” se suprimió.
Hoy la necesidad de marchar contra la Cámara adquiere una importancia extraordinaria, porque esta Cámara arbitraria que removió al Juez Rodriguez, es sin duda predispuesta –por su frondoso prontuario- a confirmar a un oligarca videlista y propagandista del genocidio como Iturraspe Lassaga, a pesar de las recusaciones que el “patricio” santafesino rechazó. DE ESA MANERA SE COMPLENTARÍA EL ELENCO DE IMPUNIDAD PARA LAS FUNDAMENTALES MEGACAUSAS DEL II° CUERPO DE EJÉRCITO, QUE ESTARÍAN EN MANOS DE UN INDIVIDUO COMO ÉL EN SANTA FE Y DEL HIJO DE UN MINISTRO DE LA DICTADURA, SUTER SCHNEIDER, EN ROSARIO.
Esto, que no es historia lejana, debe ser rápidamente corregido, rectificando el rumbo y apelando a lo mejor que tenemos: la movilización popular. Es por eso que hacemos una convocatoria a todos los compañeros de las organizaciones políticas, estudiantiles, sociales, de trabajadores y especialmente a los Organismos de Derechos Humanos, a participar de los escraches a la Cámara Federal de Rosario, como punto de partida para una sostenida movilización popular contra estos hacedores de la impunidad y a favor del castigo a los genocidas por ellos protegidos.

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS

REMOCIÓN DE LA CÁMARA FEDERAL DE ROSARIO

CASTIGO A LOS GENOCIDAS Y SUS CÓMPLICES DE AYER Y DE HOY

UNIDAD ANTIRREPRESIVA x los DERECHOS HUMANOS
 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
portada susana