INICIO arrow PUBLICACIONES arrow DOCUMENTO DEL ESCRACHE A LILIANA EDITH ISIDORI DE AMELONG
micro radial
micro radial
libertad!

Suscripciones:

Lista de correo

mail

Para suscribirte haz clic <AQUí>

Recibirás las publicaciones de la UADH en tu correo

 

Contador:

Visitantes: 906356
DOCUMENTO DEL ESCRACHE A LILIANA EDITH ISIDORI DE AMELONG PDF Imprimir E-Mail
viernes, 03 de noviembre de 2006

Compañeros:

A pesar de las amenazas, a pesar de la desaparición del Compañero JORGE JULIO LOPEZ; como decimos siempre en las calles, “a pesar de los golpes y de nuestros caídos, NO ESTAMOS VENCIDOS”.

Estamos frente al enemigo rigurosamente custodiado desde hace ya días, tanto como es costumbre cuidar en este país a los asesinos del pueblo y a quienes como la Isidori se benefician de ello y trabajan para ello.

.........

Image

 

Hemos venido a señalar en este barrio, imagen de la sociedad de clases, dividida tajantemente entre el pueblo ubicado de J. Paso hacia Juan B Justo y por los ricos y asesinos que están en sus mansiones de J. Paso para Córdoba.

Hemos venido a expresar con la lucha y no con lamentaciones, que a nuestros 30.000 desaparecidos, a nuestros 15.000 asesinados, les debemos el abrazo de la justicia. Que 30 años del Golpe Militar representan 30 años de impunidad. Que estamos hartos de esta falta de cumplimiento.

A decir que no vamos a dejar que la falta de castigo nos pudra el alma y que sabemos que algo hay que hacer. Y que lo haremos.

Hemos venido a reafirmar nuestro compromiso con la Revolución que soñaron con el buen sueño del que empuña todas las herramientas para despertar en el combate, del que no espera la esperanza, sino que la busca para que se haga realidad.

Hemos venido a sostener que nuestros queridos compañeros son lo mejor de nuestra historia y que no permitiremos más que una degenerada como la Isidori , ensucie con sus palabras el heroico ejemplo que nos legó una generación de combate.

Hemos venido a marcar que mientras de nosotros dependa, con nuestra fuerza y a brazo partido, lucharemos por la sociedad justa que nuestro pueblo merece y en ese camino estaremos dispuestos a dar la vida, pero que no les quepa dudas a los asesinos, también a cobrarla.

Estamos hartos de insultos a nuestros cumpas. Y acá, digámoslo de una vez por todas, no es cuestión de opiniones. No es cosa de que si el enemigo tiene la suya y es válido que la expresen. Sabemos como piensan. PERO NO TIENEN NINGÚN DERECHO, EL ÚNICO QUE LES CONCEDEMOS ES EL DE CONFESAR Y PAGAR POR SUS CRIMENES.

NINGÚN OTRO, PORQUE EL FASCISMO NO TIENE DERECHOS. AL FASCISMO LO ÚNICO QUE PUEDE DÁRSELE ES UN PAREDÓN. CUALQUIER OTRA COSA QUE SE LE DE, ES TRAICIONAR LOS DERECHOS DEL PUEBLO.

Estamos hartos de la “tolerancia” y la “pluralidad”. Son inventos de los conciliadores cuya cobardía los acerca tanto al enemigo que se parece mucho a la reconciliación.

Estamos parados a metros de la madriguera de una mujer que con su marido es copropietaria de un campo de exterminio, donde según las propias confesiones de otros despreciables como ellos, en una noche mataron a quince prisioneros. En una sola noche. Esta mujer y todos los AMELONG son propietarios del lugar en que se torturó, se violó, se asesinó. ¡Y ninguno está siquiera procesado por ello!.

A ESTA MUJER Y SUS ORGANIZACIONES DE ASESINOS LES VAMOS A PERMITIR QUE SE LLENEN LA BOCA CON EL DESPRECIO Y EL INSULTO A NUESTROS CAÍDOS?.

Tengámoslo en cuenta compañeros: esta mujer en realidad, no tiene ni amigos ni familia, tiene cómplices.

Esta mujer que educa a su hijo en el Colegio Inglés, una verdadera cueva de reaccionarios y cipayos. Esta mujer que manda su cría al Jockey Club, engendro oligárquico al que, para ver lo que es, bastaría decir que hace apenas unos años fue invitado el dictador General Bignone, el mismo que hace unos días publicó una carta para que los jóvenes teminen con lo que ellos no pudieron terminar, es decir, con el movimiento popular y revolucionario. Un verdadero llamado a una masacre mayor que la que perpetraron.


Compañeros:

NO OLVIDAMOS, ni por un momento, ni dormidos ni aún cuando estamos en inferioridad de condiciones. Simplemente no olvidamos.

NO PERDONAMOS, porque perdonar a los asesinos del pueblo es traición y porque la verdad ¿quién podría perdonar un genocidio?

NO NOS RECONCILIAMOS, porque esa palabra sólo existe y vale entre hermanos de clase, entre pueblo y pueblo. Jamás con el enemigo, jamás con las hienas, jamás con los asesinos.

Estamos en los 30 años del Golpe Militar y son 30 años de impunidad. No esperemos ni uno más. Vayamos por ellos, que si no hay justicia haya señalamiento popular, haya escrache, haya disposición para no convivir con los genocidas. Que hagamos lo posible hasta que podamos hacer lo que corresponde y entonces sí, por fin y para bien de la humanidad, impere la Justicia Popular.

Pero empecemos ahora compañeros.
 
< Anterior   Siguiente >
 
CUADRO DE DESHONOR
CARTILLA
 
portada susana